Seguidores

domingo, 10 de febrero de 2013

Diógenes Armando Pino Avila





Dios hizo al mundo tan perfecto,
lo puso a girar en una esfera de cristal
dotando al hombre de fino intelecto,
retándolo a  ver si lo puede descifrar.

Fue por ello que los míticos arhuacos
nos legaron al Gran Padre Kaku Sarankua
poderoso creador del mundo y los espacios,
de este vasto universo, la más bella kankurua.

Los misteriosos y no muy lejanos Muiscas
de regalo nos dieron La Gran Madre Bague
deidad mujer que hizo el cosmos a prisa

Con la preciosa ayuda invaluable de Bachué,
en una larga danza, acompañada de Bochica
creando la naturaleza y dándonos el ser.

.
Avanzó el mundo y también la ciencia
y observó el hombre los astros y planetas
del inmenso universo tomó conciencia
queriendo explicar su construcción perfecta.

Egipcios y griegos tomaron delantera
elucubrando así ingeniosas teorías
con las que explicaban a su manera
la arquitectura del orbe en su osadía.

Platón, Aristóteles, Claudio Ptolomeo
Y muchos otros, forzando su razón
colocaron la tierra en el centro cual trofeo

Para que girara el mundo alrededor,
en una explicación o mágico escamoteo
desconociendo verdad enorme como el sol.



Transcurridos unos siglos se cambió de parecer
Aristarco de Samos con osadía dijo lo contrario
sembrando la duda en el diario acontecer
lo que produjo la atención de muchos sabios.

Con mucha observación y cálculo matemático
observaron con cuidado traslación y rotación
destruyendo con razones el modelo estático
que a la tierra ponía como eje del gran sol.

, Siguió Copérnico indómito haciendo lo propio
derribando el postulado convertido en Ley
y desafió  la infeliz hoguera de los católicos,

Despertando así la domeñada e ilota grey
que de pie aplaude el incipiente telescopio
que en su mano porta el anciano Galilei.


El Big-bang, el tiempo, los agujeros negros
la Mecánica Celeste, las teorías de Laplace
trajeron a la ciencia conceptos y criterios
y  pusieron el mundo al derecho y al revés.

La ciencia avanza y tiene sus motivos
fundados en sólidas formas de pensar
aparece Einstein y “todo es relativo
y ahí mismo la cosa vuelve a comenzar.

Y en la mescla de cuántica y astrofísica
nacen métodos y discursos muy diversos
que con una temática de por si dificilísima.

Explican el átomo y la estructura del universo
y tiempo después nos cambian la película
con pose de sabio, a mi entender perverso.



Y ahora nos plantean criterios muy diversos
planteándonos teorías del tiempo y el espacio:
“universo no hay uno, son varios y dispersos,
lo llaman “multiverso” , tómalo despacio.

Hay varios universos escalonados en el tiempo
y que pasajeros en la luz con un poco de suerte
rápido iremos al pasado o al futuro incierto
--el avión para lo que viene, es cosa de juguete.

Pero los filósofos que todo toman al vuelo
se inventaron sabiamente tremenda paradoja
y con ello armaron un simpático revuelo

Ya que viajando al pasado, si se me antoja
antes que conciba a mi padre, puedo matar al abuelo
en ese caso no nazco y entonces no hay “ahora”!


Otras publicaciones de Diógenes Armando Pino Ávila:
El peso de la carreta (Cuento)
Quirófano (Cuento)
Las tres piedras mágicas de Antonia (Cuento)
Más vale llegar a tiempo (Cuento)
Cantos del ayer y el ahora (Poemas)
Evadiendo la misteriosa puerta del olvido (Poemas)
Ruta ineludible (Poema)
Cosmogonía y cosmovisiones (Poemas)
A la deriva (Poemas)
Un secreto para ser contado (Cuento)

No hay comentarios: