Seguidores

viernes, 20 de diciembre de 2013

Alba Lucía Hernández Espinoza

La casa habitada por el viento soy yo

La casa habitada por el viento soy yo
y su múltiple caos.
Sobrevivo levantando mis cabellos
para no peinarlos;
y de vez en cuando, hago pacto con
dios y con el diablo.


Escribo para mortificarme a veces
y soy tonta al pretender algún hallazgo.
Sé que al final encuentro un pájaro cantor
que ayuda a sacudir su mordedura de culebra,
esa que espanto cada vez que paso
por los algodones de una corriente estéril,
el río.

Silencios en la casa

Lo tengo todo aquí.
Las palabras, los sentidos abiertos,
un rocío que busca los silencios de la casa.
Una luna redonda que me ronda
sin saber por qué.

Un disfraz que llama aparte,
para conversar del viento y sus pesares.
Lo llevo todo conmigo:
una mochila, el esqueleto de mi padre,
el consuelo de mi madre cuando nada
resulta y el adiós hacia el amor que se
convoca ausente.

Los límites los pongo yo, el dios mortal

Los límites los pongo yo.
El atardecer que regresa en la
casa amarga del viento.
Soy locura y equilibrio.
Soy quietud, movimiento, energía.
Soy.
Conservo el privilegio de dormir en la tarde
y soñar los números
de un verso extraño y riesgoso
como creer en un Dios
que mitiga el arte de vivir.
Es lícito conversar con invisibles y pretender decir que lo has hecho.
Es lícito amar la tarde, la casa,
su verano y el invierno –fugacidades claras–
ante los ojos de ese ser que llama
hacia la fosa.

 Receta ante la vida

No tomarla en serio.
Si es posible haraganear
todo lo que se pueda.
Distraer la mente para
apartar tus penas
y meterse de culo en
la cabeza que
todo es ilusión.


LA AUTORA

Alba Lucía Hernández Espinosa nació en Certé en 1970. Es economista de la Universidad Tecnológica de Bolívar (Cartagena). Mención de Honor en el Concurso de Poesía Caribe 'Jorge García Usta 2007'. Libros: Hombres que buscan un sitio (2004) y Mirar la casa desde su centro hasta agotar su grito (2013, Editorial Zenú), del cual forman parte los poemas que aquí les presentamos a nuestros lectores. Ha participado en casi todos los Encuentros de Mujeres Poetas en Cereté, municipio en donde reside.

Tomado de: El Meridiano Culural

No hay comentarios: