Seguidores

sábado, 14 de septiembre de 2013

Lya Sierra

AMANTES DEL SIGLO PASADO

            
           “es de noche: a esta hora despiertan
            las canciones de los amantes, y 
            también mi alma es la canción de
             un amante”

                            Friedrich Nietzsche
                   
Con este afán de tiempo  que todos tienen
pronto tú y yo seremos
amantes del siglo pasado
y eso tiene sus ventajas
a pesar de que los astros
andarán presagiando
( es su vieja costumbre )
que con tu tierra y con mi aire
somos un torbellino en seco
tú seguirás siendo mi incansable seductor
que por instantes olvida su talante cartesiano
y se desboca como un corcel conducido
por Dionisio ( diría aquel inocente
que oyó hablar a Zaratustra )
yo seguiré viviendo con la medida exacta
del menos común de los sentidos
con mis frecuentes equívocos
para la vida práctica
con mi difícil adaptación
a otras circunstancias y otras gentes
y seguiré soñando que vivo en otros días
quizá muy peligrosos
pero seguramente más humanos
seguiremos amándonos
con todas nuestras claves
que a diario nos inventamos
y los demás nunca tendrán
con su inútil afán de tiempo
en fin para eso casi somos
amantes del siglo pasado.


 OCURRE QUE ME PIERDO

          
Ocurre que me pierdo
cuando intento acercarme a mí
conocer mis desatinos
mis pobrísimos aciertos
ocurre que a veces muchas veces
la brújula secreta se enloquece
y mi norte es una desquiciada referencia
puede ser un claroscuro
donde la luna instala su miedo
con leñador y todo )
suele ser por contraste la noción
de un inminente optimismo
que al no encontrar mis cardinales
cómodamente instalados
se confunde con los ángeles feroces
que el filosofo de Atenas no advirtió
cuando ingenuamente quiso
que viajáramos adentro de nosotros.              
                                  
                      
  
                          
OTRA VERSION PARA NOMBRAR
 LA INUTILIDAD DE   LOS DOMINGOS


Qué se puede hacer con los domingos
esos ociosos que contagian su abulia
en el primer aliento de la mañana?
algunos lo mezclan con el café
y desde ese instante
se quedan perdidos en un doble seis
salpicado de chistes ridículamente obscenos
las buenas familias salen muy temprano
a consumir su domingo
y saborean el cuerpo de dios
previamente disuelto en vino frailero
o en el peor de los casos
visitan a sus parientes
es decir comparten el territorio
de las buenas tribus
sin una palabra que altere
su largo inventario de impecables acciones
otros buscamos compañía
en los cómplices de siempre
y seguimos otra vez
a Johnny el perseguidor
por sus túneles de miedo
o nos internamos con Teresa
por las calles de su Praga
y sufrimos también 
la insoportable pesadez
de un asedio ya lejano.


 PETRA

Petra ciudad de los beduinos
ruinas de antes del imperio de las cruces
la medialuna besando las arenas
desde cientos de siglos
sin profetas que entregaran la memoria
la sed de los leones
nunca tuvo morada entre las grietas
los alfanjes ya se sabe
sobreviven sin el agua
dice el beduino
dadme un caballo
y venceré la hostilidad de las arenas.

ESTEBANA VERTEL VILORIA TE VIENES SIGILOSA

Estebana Vertel Viloria
fandanguera y paridora
siete preñeces fueron las tuyas
entre ausencia y ausencia
del hermético Luis Sierra
tu marido andariego
que andaba obsesionado
por descifrar las voces
que la montaña soltaba
entre las bocas del fuego
poderoso espantatigres

Estebana Vertel Viloria
cuánta paciencia has tenido
en la cola de mi memoria
donde rebota tu risa
que siempre fue
estruendosa celebración de vida

Con qué desparpajo contabas
tus asiduas correrías
por las ruedas del fandango
de los pueblos del Sinú
con los paquetes de vela
como preciado equipaje

Quizá buscando en el baile
el fogaje que te negaba
el abuelo amargo
mestizo sin ternura
para tu cuerpo de india
con ojos tan ajenos
a tu estirpe sinuana
por que oscilaban 
entre un gris frío
y un verde ensimismado

Estebana Vertel Viloria
cuando te conocí
tus tetas ya no eran sonsacadoras
pero seguían siendo enormes
como totumos al viento

Estebana Vertel Viloria
con tres tazas de leche
atacabas mis seis años
con la nata de los ascos
mientras tierreras
casi levitaban 
por entre los botes de agua
que las tunas clareaban

Estebana Vertel Viloria
te vienes sigilosa
por el ayer de mi infancia
de gusanos relumbrones
y de luciérnagas curiosas

Por saber las triquiñuelas
con que el astuto conejo
vencía a todos los tíos
bajo la palma compinche
y tus manos sin caricia
y tus ojos tan ajenos
a tu estirpe sinuana.





                              
CUANDO A VECES LA PRIMERA ENCRUCIJADA

A veces la primera encrucijada nos asalta
suele venir detrás de la figura de Aladino
o de aquel árbol parlanchín 
separado de Ariadna por otros meridianos
pero confundidos en una misma visita
de noviembre
que nos trajo el primer luto de familia
por el controvertido amigo del azúcar
o tío de segundas intenciones
pero en primera línea del afecto

la inicial encrucijada
con una primavera ajena por supuesto
y por añadidura rota
con un mayo bien extraño
girando en las noticias
y tantas preguntas merodeando en los descansos 
muchos nudos al acecho del asombro
el perfil de la puta mas santa de los tiempos
las primeras barbas que barrieron el desahucio
limpiaron las infamias de la miel
y le inventaron canciones al futuro
también la obligada confidencia 4 p.m. 
de todos los bullicios
suele asaltarnos
pero claro
sin la suerte de Aladino.

                                  
        DATOS BIO-BIBLIOGRÁFICOS



Lya Sierra nació en Barranquilla.  Licenciada en Ciencias Sociales y Económicas de la Universidad del Atlántico.                        Ganadora de la Becadel Ministerio de Cultura y el  Fondo Mixto de promoción del Atlántico con el proyecto:   Meira Delmar y otras voces femeninas del   Caribe Colombiano. (Ensayo). Segundo lugar en el 1er concurso universitario  Latinoamericano De la Universidad Externado de Colombia 1996 ( poesía). Segundo lugar en el  Concurso de Minicuentos de  La Asociación de Educadores del Atlántico. ADEA. Incluida en la Segunda Antología del cuento corto                                 Colombiano de la Universidad Pedagógica Nacional,  2007. Incluida en la Antología de Poetas en Abril. Trabajos publicados en Suecia, México, Argentina, Venezuela y Bolivia.
                                
 Textos tomados de: Tren de luna


No hay comentarios: