Seguidores

viernes, 12 de agosto de 2011

Candelario Obeso


CANCION DER BOGA AUSENTE


A los señores Rufino Cuervo y Miguel Antonio Caro
Qué trite que etá la noche,
La noche qué trite etá;
No hay en er cielo una etrella
Remá, remá.
La negra re mi arma mía,
Mientra yo brego en la má,
Bañao en suró por ella,
¿Qué hará? ¿Qué hará? 
Tar vé por su zambo amao
Doriente sujpirará,
O tar vé ni me recuerda...
¡Llorá! ¡Llorá! 
La jembras son como toro
Lo r'eta tierra ejgraciá;
Con acte se saca er peje
Der má, der má 
Con acte se abranda er jierro,
Se roma la mapaná...
Cojtante y ficme? laj pena!
No hay má, no hay má!... 
Qué ejcura que etá la noche,
La noche quéejcura etá;
Asina ejcura é la ausencia
Bogá, bogá!

CANCION DEL BOGA AUSENTE

A los señores Rufino Cuervo y Miguel Antonio Caro
Qué triste que está la noche;
La noche qué triste está,
No hay en el cielo una estrella.
¡Remá, remá! 
La negra del alma mía,
Mientras yo briego en la mar ,
Bañado en sudor por ella,
¿Qué hará? ¿Qué hará? 
Tal vez por su zambo amado
Doliente suspirará,
O tal vez ni me recuerda..,
¡Llorá! iLlorá! 
Las hembras son como todo
Lo de esta tierra desgraciada;
¡Con arte se saca el pez
Del mar, del mar!... 
Con arte se ablanda el hierro,
Se doma la mapaná...
¿Constantes, firmes? iLas penas!
No hay más, no hay más... 
Qué oscura que está la noche,
La noche qué oscura está,
Asi de oscura es la ausencia.
Bogá, bogá!

CANTO REL MONTARA
 

A mi amigo el señor doctor José Ignacio Escobar


Eta vira solitaria 
Que aquí llevo,
Con mi jembra y con mi s'hijo 
Y mi perros,
No la cambio poc la vira 
Re lo pueblos...
No me farta ni tabaco 
Ni alimento;
Re mi pacmas ej er vino 
Má que güeno,
Y er guarapo re mi cañas 
Etupendo...!
Aquí nairen me aturruga; 
Er Prefeto
Y la tropa comisaria
 Viven lejo;
Re moquitos y culebras 
Nara temo;
Pa lo trigues ta mi troja 
Cuando ruecmo...
Lo alimales tienen toros 
Su remerio;
Si no hay contra conocía 
Par er Gobiecno;
Poc las cosas que otro tienen 
En los pueblos

CANTO DEL MONTARAZ
 

A mi amigo, el señor doctor José Ignacio Escobar
Esta vida solitaria 
Que aquí llevo,
Con mi hembra y con mis hijos 
Y mis perros,
No la cambio por la vida 
De los pueblos...
No me faltan ni tabaco 
Ni alimento;
De mis palmas es el vino 
Más que bueno,
Y el guarapo de mis cañas 
¡Estupendo!...
Aquí nadie me aturuga;
El prefecto
Y la tropa del comisario 
Viven lejos.
De mosquitos y culebras 
Nada temo;
Para los tigres está mi palo 
Cuando duermo...
Los animales tienen todos 
Su remedio;
Si no hay contra conocida 
Es para el gobierno.
De este modo, pues, no cambio 
Lo que tengo
Por las cosas que otros tiene 
En los pueblos...

Candelario Obeso
(1849 - 1884)
Es el iniciador de la corriente llamada "Poesía Negra" en Colombia. Nacido en Mompox en el seno de una familia de origen humilde, en los escasos 35 años de su vida fue militar, ingeniero, educador, periodista, y político, pero además legó a la posteridad una valiosa producción literaria, original y fecunda.
Aparte de sus polémicos artículos acerca de la política colombiana de su tiempo, Obeso tradujo el Othelo de Shakespeare y numerosas obras de Víctor Hugo, Byron, Musset, Longfellow, entre otros. Y aunque también escribió dramas, comedias, textos pedagógicos y dos novelas - La Familia Pigamalión y Las cosas del mundo -, su creación más significativa es sin duda alguna, Cantos populares de mi tierra, en la cual vertió toda la ternura, el lenguaje, la sensibilidad, la picardía, y el lirismo de su raza. Con estos Cantos, Candelario Obeso ganó el lugar destacadísimo que ya se le va reconociendo en la historia de la literatura colombiana.

1 comentario:

Miguel Barrios Payares dijo...

Recuerdo que leí "La canción der boga ausente" cuando estaba en séptimo, en Astrea. Esa vez no lo entendí (no lo leí) bien. Luego de pasar el tiempo y ese texto por mi mente, casi lo había olvidado.

Que bueno leerlo de nuevo.