domingo, 28 de agosto de 2011

Jorge Marel

PALABRA  DE HONOR

Os doy mi palabra
No palabras  cruzadas
Jamás  palabras  mayores
Mucho  menos  la palabra encarnada
Solamente mi palabra

Os doy mi palabra
A media palabra
Tratando de medir mis palabras
Palabra  por  palabra

Os doy  mi palabra
No me dejéis con la palabra en la boca       
Yo soy un hombre de palabra          
Yo no tengo más que una palabra
Palabra de honor.


DISCURSO EN BENARES
SOBRE LAS VANIDADES  DEL MUNDO

Mirándonos
en absoluto silencio
con una flor en su mano

Buda   El Iluminado
no requirió
de las palabras

EPITAFIO PARA EL POETA LIPO

Ebrio en un  río,
una noche
se bebió la muerte
en el cáliz plateado de la luna...

EPITAFIO PARA EDGAR LEE MASTERS

Fue el poeta de tos mil epitafios
escritos en la colina
de Spoon  River.
Ahora,
bajo tantos nombres,
bajo tantas frases y fechas,
también él está muerto.

GRAFITII DE LA SOLEDAD

a Jorge  Valencia  Jaramillo

Alguien
{ Cualquiera de nosotros)
Alguien errante por las calles
Gritó anoche

"¡Estoy solo!
¡Socorro!"

Alguien
Empujado contra  un muro sombrío
Por el viento helado
De la soledad

Alguien
(Cualquiera de nosotros)

Y su grito
Desgarrado Aún resuena
En la ciudad

LA VIDA

Homenaje a Luis C. López
In memoriam

"Nada
turba e! largo silencio.  Y solamente
repite el mismo tema
de la fuente
la   oquedad  del ambiente
solitario.

II
Mi vida, flor inútil sin tallo y sin olor,
se dobla mustiamente ya casi deshojada,
y el tedio es un gusano peludo en esa flor.
{Y si a un hombre de trampas
le preguntan  :
"Eso qué es?",
exclama:        
"La  vida, la vida, la vida, la vida” )
Y sin embargo,          
eso es sólo la mala prosa
de una vida que acaso no es la vida,
porque vivir en la atonía de lo incurable,
no es vivir ...

III

Aburrido de mí, de ti, de aquel, de todo y nada,
vuelvo a mi soledad
sintiendo  en mí lo imponente
de la salvaje soledad  marina
en estas noches
de una infinita tribulación..
Ah, qué tristeza más grande, qué tristeza infinita
de pensar muchas cosas ... !  i De pensar, de pensar!

IV
La vida viene y va ...
No vale hoy nada nuestra vida.
Nada.
Ah,  qué compleja es la misión de vivir
en este mundo  que es sólo una emboscada…

(Viajan las hojas su tristeza amarilla...)

Mi alma sueña nerviosamente. "
i Oh, qué ingente tristeza
y qué infinito deseo de emigrar !
Y sin embargo,
la vida que nos queda
puede servirnos para vencer .  "

NOCTURNO DE LA SOLEDAD

A José Asunción Silva Gómez
 In memoriam

Vago a solas en la noche
En la noche de otoño  llena de viento
Por secos bosques deshojándose  pálidos
O en la noche de invierno
Entre grandes relámpagos
Bajo lluvias O tormentas de nieve
O en la noche de primavera
Entre flores marchitándose
Y pájaros mudos
O en la noche de verano
Bordeando lúgubres mares
Golpeándose desde siempre y sin fin

DESDE LA LUZ

Homenaje a Héctor  Rojas Herazo

El mundo entero
es un tránsito de Caín,
una agresión
de las formas
contra el Ángel,
y sufre,
sufre todo rostro
en la soledad.

Y sin embargo,
desde la luz
aún preguntan por nosotros.

SEMBLANZA DEL MAR

A Aurelio Arturo
In memoriam


Mi hermano, el mar, está muy solo,
solo como tú, o yo, como todos los hombres,
y vá y viene, errando bajo el cielo,
igual que un hombre, insomne, entre la noche.

Extraño es el mar, tan extraño
como un ser al que nadie, ni él mismo, conoce,
y si de algún lugar viene, no sabe cuál es,
y si hacia algún lugar vá, ignora hacia dónde.

Desolado, a lo lejos,
canta con la más amarga de todas las voces,
y cuenta siempre, en su canto tan triste,
historias de naufragios y tragedias sin nombre.

Canta, desesperadamente canta
soledades, exilios, desamores...
Aislado, desterrado de todas las playas,
en sus olas deriva, sin estrellas o norte.

Desde el alba hasta el crepúsculo
sufre como un pescador la impiedad de los soles,
y en las crueles tormentas, bajo cielos malignos,
tiembla igual que un niño perdido en un bosque.

Tal vez un día el mar se morirá de enfermo,
como sucede a tantos de los hombres.
pero nadie oirá el gemido final de su agonía
porque estaremos muertos para entonces.

Ah, pero el mar aún vive, y tiene sueños  todavía
sueños de los que emerge cada día más noble.
y sueña elevarse hacia la luz, y sueña
vientos y rocas que no lo hieran con sus golpes

La libertad es un sueño del mar
Tras ella, avanza hacia el vasto horizonte
Y no quiere más estar solo ,
i Su soledad es tan amarga y enorme!.

Bajo las lluvias sueña con el áureo verano,
 porque en el verano lo acompañan los jóvenes
y  ellos aman la vida, y aman la alegría,
y vuelven a encender el amor, alumbrando  sus noches.

(Paraíso del mar es el verano,
aquel tiempo con luces y aromas y colores
el reino donde sería tan bella la vida
y la dicha hallarían el mar y los hombres)

El sol y los pájaros también son mis hermanos.
El, es la luz ... Ellos, música entre flores
Pero el mar es mi hermano más amado
porque el mar está solo, y sufre, como todos los hombres…

(Ah. yo sé que el mar me ayudaría
si un día mi voz le cantara al Hombre,
porque el mar es casi humano  :
¡bastante sabe de tristezas  y dolores ...!

OLVIDO Y MEMORIA

En el jardín de los sueños
florece
       en la noche
como una rosa blanca
                               el olvido

Al alba
       en medio de un vuelo súbito  de pájaros
el sol la  corta
                  con su espada llameante
y brota de nuevo
                          como oscura savia
la memoria
               atroz
                     de nuestra muerte.

LOS JOVENES Y EL MAR

A. N.C. In memoriam

En la tarde de verano
                        iluminados por el sol
los jóvenes danzan
                            nadan
                                  se lanzan contra las olas

y ríen bajo d cielo azul
                                     felices de vivir

De pronto
              una ola golpea
arrastra
          sumerge un cuerpo esbelto
y el agua        
          se llena de burbujas

Viviendo como en sueños
                                       los jóvenes lo olvidan
Si un rostro bello tiene la muerte
                                                   ese rostro es el mar

EPITAFIO PARA EL POETA LIPO

Ebrio, en un río,
una noche
se bebió la muerte

en el cáliz plateado de la luna...


EPITAFIO PARA EDGAR LEE MASTERS

Fue el poeta de tos mil epitafios
escritos en la colina
de Spoon  River.

Ahora,
bajo tantos nombres,
bajo tantas frases y fechas,
también él está muerto.

LA RESPUESTA

A  N.K. In memoriam.

Y pregunté al mar,
bajo la noche :
i Dios existe?

Y entonces el mar se iluminó

CREAClÓN

A mi hija Claudia  Beatriz

El fuego,
tan hermoso,
se creó para soñar,

y la lluvia,
tan gris,
para evocar ...

Y el hondo  mar
El mar,
para pensar ...


JORGE MAREL Seudónimo literario, legalmente registrado, de Jorge Hernández Gómez. Poeta y Gestor Cultural. Autor de 17 libros de poemas publicados, reunidos en el libro EL MAR INFINITO, Obra Poética,1976-2010.nació en Sincelejo (Sucre} el 21 de  Junio del 1946. Poeta y  periodista cultural, comentarista de Arte Y Literatura. Sus poemas han sido incluidos en varias antologías y selecciones de la  nueva poesía colombiana.

1 comentario:

Miguel Barrios Payares dijo...

Muy interesante el trabajo del poeta Marel.

Gracias amigo Diógenes por acercarnos un poco más a nuestra literatura caribe.